En esta sección no hablaremos de la buena imagen y de la facilidad de encontrar a su empresa si tiene sitio Web: hablaremos aquí sobre la particular forma de hacer publicidad en la Red. ¿Qué es una publicidad? ¿Qué hacen las agencias de publicidad? Podríamos decir que hay dos tipos de publicad tradicional: una que presenta un producto o servicio de manera rimbombante y lo hace muy apetecible y otra que conmueve profundamente al receptor por su argumento y atraviesa el producto en el medio. En otras palabras, la primera hace gala del producto y la segunda conmueve por algo que nada tiene que ver con el producto y transfiere toda esa emoción a un producto circunstancial.

Éstas son las dos formas de la publicidad que vemos todos los días. Ejemplos de ellas son los siguientes. La primera se ve mucho en productos de limpieza: la publicidad muestra de forma extraordinaria lo limpia que deja su casa o su ropa un determinado producto. La segunda puede verse en una reciente publicidad de Johnny Walter, una excelente publicidad sobre un robot que vivirá por siempre pero que no puede sentir. El robot será eterno a menos que deje de funcionar, mientras que una persona perdurará por siempre sólo con un acto grandioso. Hasta aquí un argumento y un libreto fantástico, sumados a una gran actuación y una increíble calidad de filmación conmueven al receptor, lo predisponen a algo “grandioso”. Nunca se nombra a Johnny Walter ni nada relacionado con un whisky hasta el final en que aparece el Logo de la marca. Esta publicidad podría haber sido aplicada a casi cualquier cosa con el mismo gran resultado.


Pero ¿para qué decimos todo esto? Para demostrar que la publicidad tradicional, en cualquiera de sus formas, tiene como objetivo encantar al receptor: es la publicidad lo que atrae las ventas. En cambio, en Internet no sucede lo mismo, excepto por alguna publicidad de este tipo que pueda aparecer en forma de banner y que es sumamente costosa, la publicidad en Internet es una pequeña imagen o hasta un espacio sin imagen y sólo texto que indique que existe una página que ofrece determinada cosa. Es decir, la publicidad no encanta a nadie, es lo más tosco que puede haber. ¿Dónde está el beneficio de hacer publicidad, entonces? Estas publicidades son colocadas en sitios relacionados con el propio. Por ejemplo, una empresa que vende alfombras podrá auspiciar en la página de un limpia alfombras y viceversa. De esta manera, ese anuncio sin gracia se vuelve más interesante. Pero aún no hemos llegado al centro del asunto porque aunque el aviso toma un valor agregado por estar bien ubicado sigue sin vender nada. Este aviso lleva a la persona que clickéa en él hacia la página Web de la empresa que puso el aviso. Es aquí donde juega fuerte el aspecto publicitario. No es la publicidad sino EL SITIO lo que convence o no a una persona de comprar o contratar lo que una empresa ofrece, A diferencia de la publicidad tradicional que enfoca la atención sobre ella misma, la publicidad de Internet transporta al usuario hacia el sitio de la compañía y es el sitio el encargado de ser convincente. Y es por eso que usted deberá concentrar todo su esfuerzo en que su sitio sea el mejor sitio posible.


Visita nuestras páginas amigas

business website design

Web design

creative Web design

Web design

corporate Web design

Vinculos de Diseño Gráfico

Diseño web por Log Technology