El diseño Web es una rama del diseño gráfico que se ocupa de planificar, desarrollar y completar el diseño de un sitio Web. Debe entenderse que el diseño Web se limita al desarrollo gráfico y a la planificación y ordenación de la información que en éste se contenga. Es decir, el diseñador Web no hace sitio Web sino que los diseña. Un sitio se compone de su diseño y de su programación, de otra forma no podemos hablar de un sitio. Y hablando de nomenclatura, no es lo mismo un “sitio Web” a una “página Web” ya que las páginas son las diferentes partes de un sitio, como si el sitio fuera un libro. Pero esta aclaración vamos a dejarla de lado en adelante y cuando usemos “sitio Web”, “sitio” o “página Web” lo haremos con una flexibilidad mucho mayor.

Una página Web bien diseñada debe ser atractiva desde un punto de vista gráfico, debe ser agradable a la vista y coincidir con el criterio de los restantes elementos de diseño (véase la sección Identidad corporativa) y también desde un punto de vista funcional debe ser fácil de recorrer y navegar, tener rápido y eficiente acceso a la información (lograr que el sitio permita encontrar lo que se desea de forma intuitiva) y presentar a la empresa de la mejor manera posible. Reunidos todos estos atributos, podemos hablar de un buen sitio de Internet. Si alguno de estos aspectos está fallando deberá corregirse al momento de detectarse la falla (no olvide que cada minuto que pasa significa varios nuevos visitantes a su sitio: usted no querrá ahuyentarlos).

El diseño Web es una actividad que abre las puertas que deben abrirse hoy en día: no es admisible una empresa sin página Web. Esta falta significa que la empresa es anticuada, obsoleta, débil, pequeña y, lo que es mortal, inhallable. Con una mínima inversión en diseño la empresa ampliará enormemente su mercado. Y cuando decimos “enormemente” queremos decir que se abre a un medio que es actualmente el más consultado para búsquedas comerciales. Es decir, nada despreciable y absolutamente indispensable.


Ahora bien, éste es el momento en que hay que detenernos. No se ponga a buscar una compañía de diseño aún. Estar en Internet es indispensable, eso ya lo hemos dicho; pero tener un lugar en Internet no significa estar de cualquier manera. Quedo claro que Internet es el medio más consultado y que su sitio Web será una herramienta publicitaria extraordinaria. Sin embargo, como toda publicidad, puede ser buena o mala. Y nadie quiere que su mayor potencia publicitaria le dé mala imagen. Es por eso que es sumamente necesaria la contratación de un buen diseñador. Para ello, dos cosas:

No se deje engañar por la fama: no busque lo más caro, no busque lo más conocido. El beneficio que tiene la contratación de este servicio es que es muy fácil ver qué tan bueno será el producto final. Como cada diseñador tiene un estilo propio usted podrá ver sitios terminados y evaluar si le gusta el estilo. Ésta es la manera correcta de elegir al encargado de desarrollar su sitio. Tanto si es una compañía de diseño como si se trata de un diseñador que trabaja por su cuenta siempre elija a partir de los trabajo que la empresa o el diseñador tienen en su portfolio.

No contrate a un amigo: cuando alguien quiere hacer una página de Internet siempre aparece un amigo entusiasta que se ofrece a hacerla. No es buena idea a menos que su amigo sea un diseñador Web. El diseño de una página no es algo costoso para una empresa pero sí lo será un diseño defectuoso o, directamente, horrible.

Finalmente, intente concretar una cita con el posible encargado del diseño del sitio de su empresa. Si usted no sabe mucho sobre diseño o sobre Internet en general, es mejor que contrate una persona que le inspire confianza y a la que usted le permita trabajar tranquilo, sin pedirle explicaciones a cada momento.


Visita nuestras páginas amigas

corporate Web design

Web design

Web design help center

business website design

Company website design

Vinculos de Diseño Gráfico

Diseño web por Log Technology