El sitio Web es el objeto de trabajo del diseño Web. En esta sección nos ocuparemos de tratar las características de este objeto de trabajo para entenderlo mejor. Los puntos que trataremos aquí son, en primer lugar, la interacción (característica distintiva de este elemento de diseño), la presencia y el punto de referencia. Todos estos puntos tienen un mismo nivel de importancia en términos formales pero siempre se elige enfocarse más en uno que en otro según el resultado que se está buscando. Pasemos a desarrollar estos aspectos.

Interacción: ésta es la característica que distingue un sitio Web de los restantes elementos de diseño. Todo elemento de diseño transmite un mensaje desde la empresa hacia el público. Este mensaje es recibido por el receptor y el proceso termina. En cambio, un sitio de Internet no concluye allí su ciclo. El mensaje que la empresa transmite a través de su sitio tienen posibilidad de ser respondido a través del mismo sitio en la sección de contacto con la compañía. La respuesta generada por el público será recibida por la empresa y ésta responderá a su vez. De esta manera se instaura el diálogo, el intercambio, entre las partes conociéndose una a la otra cada vez más. El conocimiento que una empresa saca de esta experiencia es invaluable para una posterior campaña de marketing. Los datos que se van compilando con las dudas, preguntas, comentarios y observaciones de los consumidores ayudarán al profesional encargado de la campaña para que conozca a fondo el grupo meta con el que trabaja. Pero no es éste el único beneficio ni la única interacción posible dentro de un sitio. La interacción de la que acabamos de hablar podría ser llamada “usuario-empresa” dado que el usuario interactúa con alguna persona de la compañía que esté encargada del sitio Web. La interacción que sigue podría ser llamada “usuario-sitio” dado que el visitante no interactúa con otro ser humano sino que lo hace directamente con la página Web. La manera en que esto se produce es la siguiente: cuando una persona visita un sitio no se encuentra con toda la información de un vistazo: hace falta recorrerlo todo para encontrar toda la información posible. Pero lo cierto es que raramente alguien quiere conocer todo lo que una empresa ofrece y es por esto que sólo visitan aquellas secciones que le interesan. Así se consigue informar al público sobre aquello en lo que está interesado y de esta forma nunca molestarlo con publicidades inútiles. La publicidad común se arroja sobre el receptor obligándolo a prestar atención a algo que quizá no le interesa. Lo que sucede con esto es que el cliente con el tiempo se va enojando con la compañía emisora de esas publicidades. En cambio, si es el cliente quien va por la información, nada lo dejará más contento que encontrarla ordenada y clara.


La presencia: estar en Internet es igual a estar en el mercado y lo contrario también es cierto. Internet es, hoy en día, el medio más consultado por personas que desean adquirir productos, servicios o que buscan a una empresa. La ausencia de su empresa en este medio masivo es una falla insanable. No crea que, como hace algunos pocos años, estar en Internet es un lujo para las grandes compañías: nada de eso. Internet es para cualquier compañía que quisiera seguir con vida. Sin ir más lejos, la mayoría de los clientes de una empresa de diseño Web son pequeñas y medianas empresas. Estar en este medio es ir subiendo posiciones en el mercado, ir aumentado las ganancias de la empresa, mejorar las ventas, etc.; es decir, el beneficio es real. En cambio, no estar en Internet no sólo hará de su compañía algo inhallable para quien la esté buscando sino que perderá muchas ventas a personas que buscaban cualquier empresa que les brinde el servicio. Y esto sin contar la pésima imagen que da una compañía ayuna de página Web: la empresa se ve anticuada, débil y pequeña.

Punto de referencia: Anteriormente a la revolución francesa, industrial, a la apertura de los mercados mundiales y a la globalización, las pequeñas comunidades tenían cada una su fábrica o empresa propias. Todos los integrantes de la comunidad conocían perfectamente el edificio, la ubicación, a los trabajadores y a los dueños de las empresas que operaban en su zona. El edificio de la compañía era el punto de referencia de las personas para relacionarse con ella. Pero el desarrollo del mercado y del sistema capitalista hizo desaparecer estos lazos materiales de contigüidad y transformó a las empresas en una abstracción que sólo existe en la mente de las personas. Los consumidores ya no conocen dónde está el edificio que ocupa una empresa y no la conoce hasta que la necesita. Esto sucede aunque la compañía opere en la misma ciudad. El diseño se ocupa de darle a las personas elementos materiales de los cuales asirse para relacionarse con la empresa. El sitio de una empresa se ha convertido en el punto de referencia para los consumidores, el lugar al cual acudir si se tiene una duda, una pregunta, un comentario o una queja: el sitio Web es una oficina virtual de atención al cliente. Esto es sumamente beneficioso porque construir una oficina de atención al cliente muy lujosa costaría miles y miles de dólares mientras que hacer una página Web lujosa no cuesta ni el 1% de esa suma.


Visita nuestras páginas amigas

Web design

webdesigner

creative Web design

Web site design

Web design company

Vinculos de Diseño Gráfico

Diseño web por Log Technology